all Spanish
Spanish posts

Dios Sembró el Sueño en el Corazón de Plantar Iglesias con Grupos Café

10.7. 2019 Written By: Por Adriana Celis 16 Times read

Esta es la Historia del plantador de iglesias  Tomás Ramírez ¿Recuerdas la clase de ciencias naturales, en la escuela primaria cuando el profesor, te enseñó todo lo referente a como plantar una semilla? El profesor, primero debió explicar, la razón de plantar, después dar los pasos para el proceso de la siembra, luego los cuidados que se deben tener para ver crecer la semilla y finalmente, realizar el anhelado experimento. Me imagino, que cada día que trascurría, querías ver cómo iba tu semilla, la regabas, la colocabas al sol y, tenías que repetir las acciones mencionadas anteriormente por largos periodos, donde debías esperar su tiempo para que brotara pero en este proceso de espera, de pronto sentías ansiedad, frustración o miedo de que quizás la semilla no brotara, porque no veías nada, sin embargo, el maestro con su sabiduría, te expuso que, para todo en la vida, existe un tiempo perfecto y que cuando llega el momento da su fruto; efectivamente, el profesor tenía razón con relación a la semilla, al tiempo esta creció alta y fuerte, se evidenciaron sus frutos.

El anterior experimento de la niñez, ha permanecido en la vida de muchos adultos, que han aprendido que deben hacer lo mismo en la vida espiritual y aun más, cuando Dios sembró el Sueño en el corazón de plantar iglesias para expandir el reino de los cielos en la tierra; es así como el pastor Tomás, en primer lugar, nos comparte los “tips” que se debe tener en cuenta para el momento de plantar una iglesia y en segundo lugar, como fue el nacimiento de la Iglesia Menonita Luz y Vida que actualmente pastorea, la cual se encuentra ubicada en la ciudad de Orlando Florida.

Como primer punto, menciona el pastor Tomás los siguientes consejos: Pasar tiempo en la presencia de Dios (Orar, ayunar, leer las escrituras) para buscar la dirección de cómo emprender lo propuesto en este caso concreto: plantar una iglesia, tener clara la visión; preguntarse ¿cómo se va alcanzar la meta propuesta, dónde y por qué? El señor dirigirá a una estrategia, es importante depender del Señor. Plantar una iglesia es un desafío por no tener los recursos económicos y humanos.

Como segundo punto, el pastor Tomás, nos relata los orígenes de la iglesia. Cabe destacar que la iglesia brota de un proyecto con la comunidad latina en Tampa, Florida, dicho proyecto se desarrollaba en el centro comunitario de la Iglesia Menonita de College Hill, Tampa, tenía como intención ofrecer alimentos a las personas de aquella localidad diariamente, y brindarles provisión de ropa, cabe mencionar que aquella población era de inmigrantes latinos básicamente, se ofrecía asistencia, apoyo y servicio a la comunidad que requería de esta ayuda.

El proyecto estaba dando sus frutos, asistían muchas personas que eran parte de una comunidad homogénea, y al comunicarse en una misma lengua, resultaba una ventaja, de acuerdo con el plan de Dios, es así que al avanzar y fortalecer los lazos de amistad de las personas que asistían a dicho centro y con el objetivo de tener pequeños grupos para el estudio de la palabra, donde las personas se sintieran parte de una familia, se crean los Grupos Cafés, estos grupos consistían en tener un tiempo de compañerismo que incluía refrigerio y actividades enfocadas al estudio de la palabra, al comienzo solo se pudo abrir el primer Grupo Café, con la sola asistencia del pastor Tomás, su  esposa y sus hijos ya que nadie del centro comunitario se atrevía a asistir allí. Durante el tiempo que no asistía nadie más que su grupo familiar, él no se sintió frustrado o decepcionado, sino que él tenía la convicción de contar con la semilla que Dios había planteado en lo más profundo de su corazón y debía ser fiel a la visión que Dios le había dado, él no podía desanimarse pues sabía que todo a su tiempo daría los frutos esperados.

Y es así, como el pastor Tomás recuerda una frase: “Los peces no brincan a la barca, uno tiene que pescarlos.”  Se dio cuenta que las personas del centro comunitario se sentían muy seguras en su lugar de comodidad “confort”, lo cual significaba que ellas no querían salir de aquella zona, de esta manera el pastor Tomás tenía una gran responsabilidad que implicaba ser constante con el Grupo Café y seguir adelante con ellos, con el pasar del tiempo, milagros empezaron a suceder, pues ya no solo el Grupo Café era el conformado por su familia, sino que se empezaron a agregar muchas mas personas y esto marcaria el inicio de la iglesia ya que los Grupos Cafés empezaron a crecer; es por esta razón que vieron la necesidad de plantar la iglesia con todas aquellas personas que se reunían en los grupos, como resultado nace la iglesia.

Es de mencionar que el pastor Tomás, se maravilla en ver la fidelidad de Dios durante el proceso de la creación de la iglesia, como el Señor los ha sostenido, de una forma inimaginada, abriendo puertas por medio de amigos como era el Ministro de Conferencia, Marco Guete, quien les presentó al pastor Roy Williams, el cual los apoyo al cien por ciento en la obra. Cabe resaltar, que en el trascurso de la plantación de la iglesia, no todo fueron momentos de alegría, al pastor Tomás, le diagnosticaron cáncer en la medula ósea, aunque esta situación fue dura para él, su familia y la iglesia, en ningún momento él se quejó preguntándose ¿por qué le había dado cáncer, más bien le pregunto al Señor ¿Para que el cáncer?, el señor le reveló “mi gloria se manifestará sobre ti, no es por ti, si no por mí, por mi fuerza, mi brazo fuerte es.” Y aunque el cáncer ha desapareció hace dos años aun continua en tratamiento médico.

Para concluir, el pastor Tomás nos invita a reflexionar acerca de lo que realmente significa plantar una iglesia, esta es una búsqueda de profunda entrega donde el Señor mediante su Espíritu es quien dirige, no hay estrategias, solo instrucciones que emanan de lo alto, y  quien planta, es quien vive la verdadera experiencia, la cual se experimenta con la vivencia.

La iglesia se mudó a Orlando, Florida, donde está dando frutos. Está afiliada a la Conferencia Menonita de Franconia.  “Es como el árbol plantado a la orilla de un rio que, cuando llega su tiempo, da fruto y sus hojas jamás se marchitan. ¡Todo cuando hace prospera!” Salmos 1: