all Spanish
Spanish posts

Marilyn Mendoza Joven Graduada en Ciencias Políticas y Estudiante del Instituto Bíblico Anabautista IBA

1.28. 2020 Written By: Adriana Celis 12 Times read

Cuando Marilyn Mendoza tan solo era una adolecente de 14 años de edad, sentía en su corazón el deseo profundo de conocer más del Señor Jesucristo y aunque ella proviene de una familia cristiana, donde sus padres con amor, esperanza y tiernos cuidados le enseñaron del amor del Salvador, ella tenia el sueño de conocer más a Dios mediante el estudio y la disciplina de leer la Biblia y aun más de adelantarse en estudios teológicos que le brindarán un conocimiento amplio de la Biblia, por consiguiente, se inscribió en el Instituto Bíblico Anabautista IBA, donde ha aprendido más de la historia de la iglesia, del plan de salvación que Dios tiene para cada persona. Al estudiar con personas mayores que ella, le fue un poco difícil por lo que tenían diferentes trasfondos, diversos puntos de vista sobre cuestiones de la vida, pero cuando empezó a sumergirse en las profundidades del estudio bíblico ella comprendió que aunque existan diferentes formas de ver la vida por cada persona, podía aprender lo bueno y nutrir su entendimiento, no solo en lo relacionado con el estudio  bíblico que es muy importante, sino también construir amistades con otras personas que son sus hermanos y hermanas en la fe.

En la actualidad Marilyn es una joven de 21 años, quien estudió ciencias políticas y se siente plena de haber podido iniciar desde muy temprana edad sus estudios en IBA, estos le han dado un fundamento firme sobre la fe en Jesucristo, que le ha permitido trabajar muy comprometida con el Dios y la Iglesia donde se congrega, Iglesia Menonita Encuentro de Renovación ubicada en Miami, Florida

Desde muy  temprana edad hay personas que se destacan por su inteligencia, por su pasión en el servicio cristiano y además por su consagración en un determinado estudio, algunas veces estos jóvenes sienten que su corta edad no es de gran valor, por cuanto no cuentan con niveles de madurez o de experiencia adecuados, pero el Señor es su palabra nos exhorta a que no tengamos en vano la juventud de otros, sino que al contrario observemos su conducta y esta nos sirva de ejemplo en amor, pureza y fe para alentar así a otros creyentes.