all Spanish
Spanish posts

Menos Verborragia y Más Evangelización Con el Amor de Cristo, Relato de Mauricio Chenlo

4.30. 2019 Written By: Por Adriana Celis 16 Times read

En la República de Argentina un grupo de muchachos de barrio, salían a divertirse todas las tardes, corrían en medio de los aires calurosos de aquellos días de inicio de año donde el verano era tan impetuoso que permanecer en casa no era una opción, el fuerte sol de la tarde quemaba hasta los más diminutos pensamientos, los agobiaba en su ser esta oleada de calor, hasta el punto de dejarlos sin fuerzas tendidos en el pavimento de aquella gran ciudad, la ciudad de Evita Perón, la bella Buenos Aires, pero ello no los limitaba para salir a divertirse y dar desenfreno a los placeres de la vida,  solían acudir a sostener conversaciones alrededor de una buena bebida que calmaría su impetuosa sed, charlas sobre la identidad, la sociedad, el mundo donde vivían y una constante pregunta ¿será que Dios existe?

El contexto en el que se encontraban estos jóvenes era violento, agresivo, muchos no concebían la idea de someterse a ninguna autoridad menos a la de Dios, pero existía en los más íntimo de sus emociones y de sus jóvenes espíritus, profundos vacíos emocionales, en medio de estos muchachos se encontraba Mauricio Chenlo, que por aquellos días tenía muchas preguntas y una sed de la verdad que ni la más fría de las cervezas podría calmar.

Un día tuvo un encuentro personal con el Señor Jesucristo, al abrir la Biblia y leer el evangelio de Marcos, este encuentro apagó y sació de manera eficaz su profunda sed, sed de encontrar la fuente de la vida eterna que lo conduciría a la verdad, esta decisión fue trascendental para él ya que dividió básicamente su existencia en un antes y en un después, pues desde aquel momento, Dios lo llamo para que fuera un canal de ayuda donde compartiera de esa fuente de agua viva que apagaría y saciaría los desiertos de muchos que como él en un momento se encontraban, alejados del corazón del Padre, desde ese momento hasta ahora, Mauricio no se a detenido en el trabajo para Dios, se  capacito en Biblia y Teología, se ha desempeñado como misionero activo de la iglesia Menonita, sirviendo como el mismo lo resalta, con entrega, entusiasmo, certeza, convicción y amabilidad en diferentes países de América Latina, adicionalmente adelantó estudios de Maestría en paz y resolución de conflictos en el Seminario Bíblico Anabautista Menonita-AMBS de Indiana, enfocados en la teología Anabautista, haciendo énfasis en que Dios, es un Dios creador que busca la reconciliación con el hombre y con el medio ambiente, reconciliación que viene mediante el Señor Jesucristo.

En la actualidad tiene un precioso hogar, está casado, tres hermosos hijos que Dios le ha regalado, se considera una persona pacifista, conciliadora e integra en el amor y la gracia de Dios, él persigue la paz y busca fervientemente que esta, sea sembrada en el corazón y en la comunidad donde reside. Mauricio se desempeña como coordinador de líderes plantadores de iglesias menonitas para la Red Menonita de Misiones en los Estados Unidos, trabaja desde su ofician en Raleigh, Carolina del Norte, ha dirigido proyectos de plantación de iglesias menonitas donde el trabajo es iniciado de la nada hasta llegar a la consolidación de una iglesia que sea sostenible por ella misma, compara este trabajo como el de un padre con un hijo, el cual nace, crece y alza vuelo para ser, un ser humano de bien en la sociedad, ha trabajado con entusiasmo y alegría para la edificación y expansión de la iglesia en los Estados Unidos,  ha participado  notoriamente en varios proyectos entre los cuales está el  trabajar con  jóvenes nacidos en los Estados Unidos de padres extranjeros, la gran mayoría de un contexto latino, describe que el trabajar con estos jóvenes quienes tienen un trasfondo violento, es un trabajo fuerte dado que tienen muchas necesidades afectivas y por consiguiente muchos se avergüenzan de sus orígenes Latino Americanos, afirma Mauricio que este trabajo es un gran reto para él, pero esté conlleva una gratificación enorme dado que le recuerdan sus días en su natal Argentina, porque él más que nadie, entiende el haber nacido en un contexto difícil y de violencia, como un Padre con un hijo. Mauricio realiza la tarea de mentorear a este tipo de jóvenes donde les enseña del amor de Cristo, la aceptación y reconciliación con su trasfondo y con su Creador, cabe resaltar que este esfuerzo es un trabajo que realiza en equipo con su esposa, quien lo apoya incondicionalmente, y con su iglesia, también con varias organizaciones, hoy en día en colaboración con una organización llamada neighbour to neighbour dedicada al trabajo social, allí en este trabajo ellos ven como el nombre del Señor Jesús es glorificado, porque estos jóvenes llegan y salen diferentes al reconciliarsen con Dios como Padre y entender que tienen un lugar en la mesa de Dios, que son recibidos en casa para siempre y cuando comprenden la obra redentora de la cruz donde el amor de Dios los persigue y nunca se rinde con ellos, de esta manera se cumple la palabra de que el Hijo de Dios vino para salvar lo que sea había perdido, todo es por Él y para Él, es decir para la gloria de Dios, afirma Mauricio un hombre pacifista, quien se identifica con el siguiente extracto bíblico “Mateo 5:9 “…Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios…” Reina-Valera 1960 (RVR1960)