all Spanish
Spanish posts

Nicole Soto Labora en el Departamento de Transporte de los EU en Maryland y cursa estudios en IBA

1.28. 2020 Written By: Adriana Celis 27 Times read

“Dios es bueno, en los retos que trae la vida misma.” Así lo afirma Nicole Soto, una carismática joven que dejó el confort de su hogar natal, ubicado en el este de la Florida. para mudarse a Maryland un estado nuevo para ella, donde empezó a convivir con otras costumbres, personas y experimentar los diferentes cambios climáticos que allí se presentan. En Maryland, trabaja para la agencia del Departamento de transporte de los Estados Unidos en el área de inspección de los tracto-camiones, comenta que en esta labor, mayormente dominada por hombres, en algunas ocasiones resulta bastante demandante por lo que es un mundo muy machista y es ahí cuando recuerda que Dios, promete siempre estar con ella y que Él es fiel a su palabra, es por tanto que ella confía en el carácter de Dios que a pesar de los muchos retos El la ha llevado y puesto en victoria y en excelencia en dicha labor.

Como punto importante para resaltar, Nicole manifiesta que muchas veces extraña su hogar natal, las reuniones con amigos, sus amados padres, la iglesia local y el compartir alrededor del estudio de la palabra en el Instituto Bíblico Anabautista IBA, donde ha encontrado no solo conocimiento bíblico sino también una fuerte convicción de ser bien instruida y el recibir fundamentos sólidos para su vida cristiana,  por tal razón y para no perder la costumbre del estudio bíblico y haciendo uso de la nuevas tecnologías, cada vez que los estudiantes de IBA en la noche se reúnen con  su tutora para estudiar, ella también se reúne con ellos virtualmente  y de esta manera continúa aprendiendo y creciendo en fe, conocimiento y amor a Dios.

Hay muchos procesos en la vida, para alcanzar metas, y lograr sueños, Dios nos permite pasar por procesos, allí nos promete estar con nosotros, aunque sintamos temor, inseguridad, incertidumbre, soledad, tristeza o euforia por lo que hay por delante, su mano nos guía y nos recuerda que no existe una noche tan larga que no termine con la luz clara y brillante de un nuevo amanecer. Es de esta manera que Dios trabaja en nuestras vidas, como alfarero, como un artista con su obra de arte, si esta no pasa por los procesos necesarios para ser pulida una vez concebida, nunca saldrá a la luz, y así suele hacer Dios, nos pasa por procesos para poder alcanzar lo soñado, lo anhelado. “Así que no temas, porque yo estoy contigo, no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré, te sostendré con mi diestra victoriosa.”  Isaías 41:10.