all Spanish
Spanish posts

ReDeRecursos Anabautistas: El Bautismo Clase 3

7.28. 2016 Written By: Marco Guete 26 Times read

Está es la clase número 3, sobre el bautismo de acuerdo a nuestra tradición cristiana anabautista. Cada mes aparecerá una clase. Los que nos consideramos de esta tradición, la iglesia consiste de aquellos que han decidido creer y seguir a Jesús, el bautismo es un opción que está abierta para aquellos que por decisión propia optan por la fe y el seguimiento de Jesús.  Si desea puede descargar el estudio completo con las cuatro clases en este (enlace) link.

Clase 3

Mi Bautismo: Compromiso de Servir a Cristo

Una vez limpios, los que han creído son incorporados a la iglesia, al cuerpo de Cristo en la tierra. El bautismo es también un compromiso de servir a Cristo y de ministrar como un miembro de su cuerpo de acuerdo a los dones que cada uno ha recibido. El mismo Jesús pidió ser bautizado al principio de su ministerio y envió a sus seguidores a “hacer discípulos a todas las naciones, bautizándolos en nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”.

Mateo 28:19

Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

 El bautismo se practica en obediencia al mandato de Jesús y como un compromiso público de identificarnos con Jesucristo, no solo en su bautismo por agua, sino también en su vida en el Espíritu y en su muerte en amor sufriente.

El bautismo de sangre, o bautismo de sufrimiento, implica ofrecer la vida, aun hasta la muerte. Jesús sabía que dar su vida hasta derramar su sangre por otros era un bautismo.

 Lucas 12-50

De un bautismo tengo que ser bautizado; y ¡cómo me angustio hasta que se cumpla!

 I Juan 5:7-8

v.7 Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno.
v.8 Y tres son los que dan testimonio en la tierra: el Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres concuerdan. 

Jesús habló a sus discípulos del sufrimiento y la muerte como un bautismo.

Marcos 10-38

Entonces Jesús les dijo: No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber del vaso que yo bebo, o ser bautizados con el bautismo con que yo soy bautizado?

Mi bautismo: Compromiso de Seguir a Cristo

Aquellos que aceptan el agua bautismal se comprometen a seguir a Jesús dando sus vidas por otros, amando a sus enemigos, y renunciando a la violencia, aun cuando esto signifique su propio sufrimiento o su muerte.

El bautismo cristiano es para aquellos que confiesan sus pecados, se arrepienten, aceptan a Jesucristo como su Salvador y Señor,  se comprometen a seguir a Cristo en obediencia como miembros de su cuerpo, y a dar y recibir cuidado en la iglesia. El bautismo es entonces para los que tienen edad de ser responsables y que voluntariamente lo piden, en base a su respuesta de fe en Jesucristo.

Mateo 28:19-20

v.19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;
v.20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

Juan 4:1

… el Señor entendió que los fariseos habían oído decir: Jesús hace y bautiza más discípulos que Juan 

 Hechos 2:38

Pedro les dijo: Arrepentios, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. 

Gálatas 3:27.

… porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos. 

Preguntas para reflexionar:

  1. ¿Por qué el bautismo es un compromiso de servir a Cristo?\
  2. ¿Qué entendemos por servir?
  3. ¿Por qué el bautismo es para los que tienen edad de ser responsables y que voluntariamente lo piden?
  4. ¿Por qué el bautismo es un compromiso de seguir a Cristo?

Texto para recordar:

Repitamos todos estos versículos en Mateo 28:19-20:

Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.